21 de abril de 2011

:3

Pídeles perdón a las estrellas por robarles mi atención.


Me miras a los ojos con deseo. Te cojo de por nuca, te atraigo hacia mí y te susurro algo al oido.

- Corazón, mírame. Pero con el alma, no con los ojos que son traicioneros y engañan.

Me vuelves a mirar, con los mismos ojos, con diferente mirada. Esta vez eres tú el que me atraes hacia a ti y me dices:

- Me gustas a rabiar. Me gustas con la mirada, con el alma y con el corazón. Me gustas tú. Toda tú. En todos los aspectos. Para mí eres perfecta.

Me devuleves la palabra. Como si de una copetición romántica en prosa se tratase.

- Tú eres perfecto. Para mí y para todas las chicas que han tenido el placer de conocerte. No conozco a nadie que me haya dicho que soy perfecta, porque no lo soy. Pero por algo será que tú eres mi medio limón con azúcar.

Sonríes. No das tu brazo a tocer. Te das cuenta que la situación se está haciendo empalagosa y que eso no nos gusta. Y poniendo en práctica la locura que te caracteriza me das un beso leve en la boca y me cargas en tu hombro cual saco de patatas.

- Pues si eres mi medio limón con azúcar te compro y te llevo a casa antes de que otro lo haga.

Y así entre risas, me muerdes la mejilla del culo, y más risas, y pataleo como para zafarme de ti aunque sea la último que quisiera en ese momento, no perdemos entre la gente. Alegres, divertidos, amigos, amantes. No se puede pedir más.


4 comentarios:

neaReckless dijo...

Ohhh >////<
Qué bonito, me ha encantado haha <3

Madame Garburn dijo...

Diferente, precioso :)

Marea dijo...

Gracias ^^

Ainnoa♥ dijo...

que boniito:)

pasatee xD