8 de junio de 2011

always.

Conversaciones que recuerdas como si huebiesen tenido lugar hace cinco minutos. Frases grabadas a fuego en la memoria. Una nube densa de palabras mezcladas y revueltas. Palabras mágicas, especiales, tuyas, mías, de los dos. Graciosas, inventadas, únicas, sin precio, sin sentido. Que lo dicen todo, y que no dicen nada, que te hacen sonreir. Apodos, motes. Cariñosos aunque suenen despreciativos. Que te hacen llorar. Agradables, comunes, poco originales, extraordinarios, descomunales, elegantes, vulgares. Da igual. Lo que importa es que son de nuestra propiedad. Nos comunicamos con esas palabras que tanto nos gustan, porque son especiales en nuestro contexto y tienen un falso fondo que lo esconde todo. Y lo mejor es que, pase lo que pase, son inmunes al olvido y al paso del tiempo. No importa cuántos años pasen, cuántos amaneceres presenciemos, ni cuántas primaveras vivamos después porque nos acordaremos de ellas el resto de nuestras vidas. Y cuando alguien diga alguna de ellas, sonriamos, acordándonos de todos esos amigos que ya no están a tu lado, o ta vez sí, pero que un día hace tiempo eramos una sola alma dividida en dos cuerpos. Porque los amigos que te han marcado no se olvidan jamás.

2 comentarios:

Neri dijo...

Precioso tnto la entrada como más la foto (: Qe bajita soy xDD

TQ Prima ^^

Marea dijo...

gracias ^^ ya, eres mi taponcillo, pero tequiero jajaja (L)