14 de octubre de 2013

Muerde o te morderán.

Y se dice que un día maduró y se cayó de la rama más alta. Que se estampó contra el suelo de la fría y cruda realidad. Que se dio cuenta que aquí abajo hay más peligros que allí colgada, donde solo se enfrentaba a algún que otro bicho. Que estaba aterrorizada después de haber sobrevivido una semana, evitando a toda costa que le mordieran el corazón. 

Ahí estaba ella, dispuesta a comerse el mundo antes de que el mundo se la comiese a ella. Y es que la vida no se diferencia tanto del amor o de la guerra: Quien antes se deje comer, pierde. 








"Una vida sin amor dura dos muertes" -Rayden.

No hay comentarios: